Testing y Outsourcing

El aseguramiento de la calidad de los productos elaborados por una factoría, cuenta con una empresa especializada independiente que, asegura el efectivo funcionamiento de las funcionalidades requeridas.

El control de calidad de software (SQA) y la Prueba de los sistemas se han transformado en una actividad crítica, especialmente en ambientes en los que, como el financiero, un error puede tener graves consecuencias para la organización.

Su complejidad aumenta debido a diversos factores:

  • Sistemas con varias capas de equipos no homogéneos
  • Multiples sistemas operativos
  • Bases de datos
  • Sistemas de comunicaciones (transacciónes on-line, tecnología internet, dispositivos móviles, y batch)
  • Herramientas de programación variadas y heterogéneos
  • La organización compartimentada de los recursos, que conlleva a que no se conozcan a ciencia cierta las consecuencias que las decisiones pueden tener en el resto del sistema.
  • Fechas de entrega determinadas más por las necesidades del negocio que por consideraciones técnicas de factibilidad de cumplimiento
  • Testeadores no comprometidos prioritariamente con la detección de errores, y sino con la “defensa” del producto.